Compartir este contenido:

Historia de Emprendedores: NETFLIX

Historia de Emprendedores e ideas de negocio de éxito


 

¡Buen día TALENTOS! Esta vez, en nuestra sección de historia de SUPER TALENTOS EMPRENDEDORES, os traemos el caso de Reed Hastings y Marc Randolph, ambos cofundadores de la mayor empresa audiovisual en streaming de la actualidad, hablamos de la conocida por todos Netflix.

 

Para hablar de esta historia, debemos remontarnos a 1997 en Estados Unidos, más concretamente, a un pequeño videoclub de la empresa Blockbuster. Es este lugar el que propicia que Reed Hastings desarrolle la idea de Netflix. Todo surgió porque a nuestro protagonista le daba pereza ir a devolver una película (se dice que “Apolo13”) y pasaron semanas hasta que la dejó en el videoclub, y en el momento de la devolución, le indicaron que por la tardanza debía abonar una multa.

 

Tras esto, Reed Hastings, descolocado por tener que pagar tal cantidad de dinero, se le ocurrió junto a su compañero Marc Radolph un modelo revolucionario que evitara dichos inconvenientes y facilitara la devolución de las cintas de video. Su idea fue crear un portal en internet donde suscribirse y optar a un catálogo de entre 1.000 películas y series que recibirías por correo y podrías devolver cuando quisieses.

 

Su modelo funcionaba, tanto que deciden ofrecerle la compañía a Blockbuster por unos 50 millones de dólares. Dicha oferta fue rechazada, y a los dos años, Blockbuster se declararía en bancarrota.

 

La plataforma aumenta sus subscriptores (funcionaba exclusivamente en EEUU por aquel entonces) llegando a más de 4 millones. Es entonces cuando en 2007 realizan su gran revolución y presentan su servicio por streaming, permitiendo a sus suscriptores ver series de televisión y películas en ordenadores personales. Durante los dos próximos años, consiguen que su plataforma sea compatible con videoconsolas, blue-ray, televisores y otros dispositivos conectados a internet. Netflix había llegado a Estados Unidos para quedarse, pero para esta empresa, Estados Unidos no era suficiente.

 

2010 fue el lanzamiento de salida, Netflix comenzaba su andadura en otro país, concretamente en Canadá, su vecina de al lado, con tal éxito que al año siguiente aterriza en Latinoamérica, después a algunos países de Europa, y en 2015 ya es visible en todo el mundo. Convirtiéndose en reina del streaming de visionado de películas y en una máquina de hacer dinero.

 

Si pensabais que esto era todo, os equivocáis, pues entre medias de estos años de expansión ocurre algo muy importante para la compañía. Os hablamos del lanzamiento de su primera serie original (de producción propia) llamada “House of Cards o desgraciadamente conocida en la actualidad como “la serie del hombre ese que salió en las noticias”. Dejando la actualidad a un lado, se trató de una magnifica serie con un gran impacto y que tardó poco en ser famosa por todo el mundo y generó una alta exposición de la compañía. Ahora Netflix también era una productora de contenido; hasta tal punto que en la actualidad se codea con grandes compañías de cine y es capaz de sentarse en la misma mesa que ellos a la hora de conseguir Emmys o los ansiados Oscars.

 

Netflix es otro gran ejemplo de cómo una idea innovadora puede llevarte a la cima y convertirse en ejemplo para los demás, en nuestro caso, en un gran ejemplo para hablar de los grandes emprendedores de la historia.