Compartir este contenido:

¿Pensando en emprender en tiempo de COVID?


 

¡Queridos TALENTOS EMPRENDEDORES! Gracias por dedicarme un poco de vuestro tiempo para poder charlar acerca del momento en el que los emprendedores viven hoy en día. 

 

Es un momento complicado para todo el mundo, a niveles no solo económicos, sino también sociales y emocionales. Pero siempre hay que tener en cuenta que estos momentos son los que han desarrollado la esencia del ser humano; momentos que nos han llevado a estar donde estamos ahora. Por ello, nuestra percepción es positiva, y desde aquí queremos haceros ver qué razones o posibilidades existen para todos aquellos que quieren dar un paso hacia adelante y emprender; a lo que preguntamos, ¿es buen momento para emprender?, ¿existen demasiados obstáculos / demasiadas desventajas para dar el paso?, o al contrario, y como preguntamos en el título, ¿existen razones para emprender actualmente? Intentemos resolverlo juntos.

 

Esta pandemia, ha dejado clara una cosa, aparte de que todo en esta vida ocurre sin avisar y de la noche a la mañana todo cambia, ha demostrado que la digitalización es indispensable

 

La era digital ha sido la encargada de permitirnos sobrevivir en mitad de esta crisis; ejemplos de ello son el teletrabajo, las videoconferencias, la telemedicina, la educación (la cual ha ofrecido grandes iniciativas y un nivel de digitalización de sus plataformas rápido y en muchos casos eficaz, trasladando las clases a un hábitat digital del que no estaban para nada familiarizados), entretenimiento en el hogar y ciberseguridad. Como habéis podido observar, en un momento ya habéis desarrollado una pequeña lista de sectores donde existen oportunidades para apostar y hacia dónde van a trasladarse parte de la miradas de los inversores.

 

La transformación digital aún no ha terminado, ya que pueden crearse grandes proyectos y herramientas que apoyen a dichas áreas y sirvan como ayuda para esta o futuras pandemias que (por favor) no vuelvan a ocurrir. El orden de hoy es crear una empresa digital, y eso lleva demostrado desde hace ya varios años, pues no hay más que mirar hacia las grandes multinacionales que más capital mueven. La gran mayoría no existían hace 20 años (Facebook, Google, Twitter, etc.).

 

Hasta aquí creo que estamos todos de acuerdo, es el futuro y nos guste o no es así. Pero ojo al dato, el estado de alarma en el que todos nos hemos visto envueltos, ha dejado patente que algunos sectores han jugado un papel clave, sectores que hasta hace escasos 4 meses no se les daba la importancia que realmente tienen; como es el caso de la agricultura, la ganadería, el transporte y las telecomunicaciones, las cuales han insistido en que vivimos en un momento donde se debe respetar la innovación social y la sostenibilidad; el medio ambiente, el mundo rural y la creación de un consumo más controlado y responsable para no verse de nuevo sumados en una crisis de este estilo.

 

Del mismo modo, hay que tener la vista puesta en lugares donde los emprendedores no son digitales, pues sus negocios requieren el contacto físico, lo cual hoy en día se ha convertido en una preocupación para muchos (nunca pensé que diría esto). Hablamos de sectores como el turismo, el cual debe reinventarse o encontrar un modo de continuar vivo durante el tiempo que esto requiera, y para ello, necesita de la ayuda de todos y, especialmente, del apoyo de la macroeconomía, el apoyo entre sectores económicos y emprendedores.

 

Como resultado, sacamos tres conceptos fundamentales que deben transformarse en los principales pilares de una idea emprendedora en tiempos de Covid: 

  • Digitalización: Adaptación del entorno analógico al entorno web, facilitación de la navegación del usuario, atención al cliente por medio de RRSS, etc.
  • Innovación social: Aplicando enfoques prácticos, de mercado, sostenibles y novedosos que consigan cambios medioambientales o sociales positivos y concuerden con las necesidades que la población demanda en cada momento.
  • Sostenibilidad: Satisfacer las necesidades actuales de la sociedad comprometiéndose a no desfavorecer las necesidades de futuras generaciones, de manera que se garantice un equilibrio entre cuidado medio ambiental, bienestar social y crecimiento económico.

 

Sumándose a esto, esta crisis ha demostrado dos aspectos importantes que toda empresa ya formada o por formar debe tener en cuenta:

  • La importancia de las RRSS para las empresas. Se trata del escaparate al mundo, no solo para mostrar aquello que ofrecemos (bien/servicio) sino también, (y aquí viene el punto importante) permitir que nos conozcan como persona, sepan nuestra opinión, forma de pensar y transmitir aquello que pueda ayudar a nuestros seguidores. Se trata de la herramienta más importante que podemos sacar de todo lo sucedido.
  • La importancia de la motivación y el carácter ganador. Debemos ver soluciones donde otros ven problemas. En función de cómo enfoquemos la situación, conseguiremos un camino hacia el que seguir. La crisis nos ha enseñado a salir de nuestra zona de confort y ha demostrado que la pasión, la entrega y la constancia son imprescindibles para quien verdaderamente desea alcanzar sus objetivos.

 

Para terminar el artículo, voy a cerrar con una referencia al cine sacada de la película “Intocables”, la cual dice así: “Hay que saber cómo disfrutar de una desgracia y no dejarse vencer por ella”.  Y tiene toda la razón del mundo. Es el momento para los valientes, un momento de oportunidades, de verle un lado positivo e innovador para dar vida a ideas que teníamos guardadas. Es el momento de REINVENTARSE. El futuro es digital y nos conecta con lugares del mundo donde antes era impensable, pudiendo generar un mercado entre un pueblo de Navarra y una ciudad americana. Este no es el final, sino que es el momento perfecto para ser responsables, originales y beneficiarse de las oportunidades que el horizonte nos presenta.